Nosotros

Golden Retriever

Nuestra  pasión por los animales comienza a la par que nuestra vida. Siempre hemos vivido rodeados de naturaleza y animales, pero hasta 1998 no tenemos el primer contacto con un perro. Tras mucha insistencia conseguimos a Horus, un precioso Pastor Alemán que desgraciadamente un año y medio más tarde nos deja.   Golden Retriever

Desde ese momento hasta el 2006 vivimos sin la compañía perruna. Es en agosto de ese año cuando por diversas circunstancias damos con la maravillosa raza que es el Golden Retriever. Llega a nuestras vidas Lyra, una preciosa cachorrita “de Bayona” (gracias Pedro y Ana por habernos dejado conocer lo maravilloso de esta raza)

A partir de este momento, empezamos a interesarnos por el mundo del Golden y todo lo que le rodea. Adquiriendo experiencia día tras día y aumentando nuestro amor por esta raza. Nunca dejamos de aprender y perfeccionar nuestras técnicas tanto de arreglo como de presentación en exposiciones. Y para llegar lo más lejos posible es imprescindible sumergirse en el mundo de la cría.

Vivimos en un entorno privilegiado, rodeados de campo, del que disfrutan nuestros Golden a diario. Compartimos nuestra casa con ellos y forman parte de la familia. Tienen a su disposición un jardín donde jugar y hacer ejercicio. Reciben diariamente parte de nuestro tiempo; dedicado a paseos por el campo, juegos y entrenamiento.

Únicamente criamos Golden retriever, intentando obtener ejemplares lo más ajustados al estándar, tanto en belleza como en carácter; sin olvidarnos en ningún momento de la salud. Cada cruce que realizamos lleva detrás un estudio a conciencia, para que cada cachorro de Altaraván, pueda ser tanto perro de exposición como de compañía. Los cachorros, desde muy temprana edad, son estimulados y expuestos a diferentes situaciones. Para que estén preparados para su futura adaptación al nuevo hogar, y presenten el magnífico carácter del Golden.

Desde que empezamos en este mundo, hemos conocido a mucha gente, de los cuales algunos son grandes amigos y nos han ayudado mucho. Es una gozada conocer gente que comparte tu locura, que te entiende y apoya.

Gracias a esta maravillosa raza y a las personas, que debido a ella he conocido, ha cambiado mi forma de vida, pasando a girar en torno a ellos, a los perros. Ha cambiado mi trabajo, mi casa y coche, siempre pensando en lo mejor para ellos.

Lugar para nuestros Golden